Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.
Para más información lee nuestra política de cookies.

No puede realizar pedidos desde su país. United States

¿Qué es Cebalovers?

Locos por la cebolla

Amamos la cebolla. Es un ingrediente fundamental de la cocina mediterránea. Puede que no lo parezca, porque a menudo pasa desapercibida, pero la calidad de la cebolla y el cuidado y mimo en su preparación son fundamentales para el éxito de muchos de los platos tradicionales de nuestra cocina.

Nosotros somos los especialistas de la cebolla. Todos los productos que te ofrecemos están preparados con cebolla: pochada, deshidratada, confitada, en salsa, mermelada… Si usas sofritos de cebolla habitualmente, y tienes el paladar tan fino como nosotros, te podemos garantizar que vas a disfrutar de su sabor en todos sus matices, ahorrándote además el trabajo de limpiar, cortar -llorar- y freír, y sin tener que preocuparte por si te quedan o no cebollas en casa.

Y si no dispones de tiempo o pericia, con nuestros productos siempre tendrás a mano un amplio abanico de alternativas rápidas y deliciosas para preparar recetas con casi todo lo que puede pasar por tu cocina: aves, pescado, carnes rojas, blancas, huevos, pasta, arroz, pizzas o sándwiches.



En cualquier momento

El sofrito de cebolla es una de las bases imprescindibles de nuestra cocina. Si quieres un sofrito de cebolla bien pochada necesitas, además de pelar y cortar la cebolla, dedicarle un mínimo de media hora de tu tiempo. Cebalovers lo ha preparado ya por ti para que, en cualquier momento, con solo abrir un bote, tengas a mano tu sofrito casero de siempre a punto para incorporarlo a cualquiera de tus recetas.



Más rápido imposible

En muchas ocasiones puedes no tener cebolla en casa, no tener ganas de limpiarla, cortarla y freírla, o no tener la media hora mínimo que necesitas para pocharla a fuego lento. Cebalovers te permite ahorrar esa media hora puesto que una vez dorada la carne o el pescado puedes añadirle directamente el bote de sofrito casero, el caldo o agua y los condimentos que prefieras.

Si utilizas cebolla deshidratada has de añadir simplemente la cantidad de cebolla deseada directamente de la bolsa una vez hayas incorporado el líquido al guiso y seguir la receta.

Si todavía quieres ir más rápido, o quieres dar sabor pero no encontrar trozos, prueba la cebolla en polvo, sólo tienes que espolvorearla por encima cuando estés preparando tus guisos, salsas, cremas o incluso ensaladas.



Un recetario sin límites

Para que puedas disfrutar de la cebolla tanto como tu imaginación te permita para empezar tienes a tu disposición: 3 variedades de sofritos, 2 de cebolla deshidratada, 2 recetas de cebolla confitada, una confitura cebolla y la salsa de cebolla con boletus y trufa. Es solo el inicio, porque hemos preparado una larga lista de variedades que te iremos presentando poco a poco para que las vayas descubriendo. Nuestra intención es que cocinar con cebolla te resulte más cómodo y delicioso que nunca.



La cebolla, todo un mundo de variedades

Cuando hablamos de cebolla no pensamos normalmente en plural, pero hay cientos de variedades. Si simplificamos mucho podemos hablar de tempranas, tardías o de media estación (junio/agosto) pero dentro de cada uno de estos grupos hay un gran número de variedades. Las más utilizadas en nuestros productos son:

  • Babosa: es una variedad habitual en nuestro entorno, de buen tamaño, exterior dorado cuyo nombre viene de su gran jugosidad lo que la hace muy adecuada para los sofritos.

  • Dulce, de Fuentes: también se trata de una cebolla jugosa, grande, de exterior blanco amarillento y sabor dulce/suave. Es la variedad utilizada en la elaboración de la confitura.

  • Morada: es más pequeña que las anteriores, de exterior rojizo y con ella se prepara la cebolla confitada con frambuesa y tamarindo.

  • Agro o pesquera: son variedades de cebolla de tamaño medio y exterior blanco que contienen un sabor intenso y un nivel de humedad algo más bajo que el resto, lo que las hace ideales para su deshidratación.