Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.
Para más información lee nuestra política de cookies.

No puede realizar pedidos desde su país. United States

Inspiración

El sofrito de cebolla es un comodín que combina con todo pero te ofrecemos algunas recetas para que te sea más fácil ampliar tu recetario: con curry para aves, gambas, brochetas de ternera o cerdo, laurel y vino blanco para las cazuelas de rape u otro pescado, o el sofrito de pasas y piñones para aves, bacalao o pastas rellenas.

Guisos de carne o pescado.

Casi la mayoría de los guisos de la cocina mediterránea empiezan dorando la carne o el pescado, retirándolo de la cazuela y sofriendo cebolla en el mismo recipiente. Una vez la cebolla está a punto se vuelve a poner la carne o el pescado, se le añade el líquido (agua o caldo) para su cocción y se le da un toque de vino blanco, tinto, cerveza y hierbas aromáticas o especias según  cada receta.

Pasta y huevos.

Si te gusta la tortilla de patata con cebolla añade una cucharita de sofrito de cebolla por cada patata grande, los espaguetis con tomate estarán más sabrosos si le añades un sofrito de cebolla preparado o les espolvoreas un poco de cebolla en polvo si no te gusta encontrar trozos.

Los panzerotti o raviolis prepáralos con sofrito de cebolla sola o con pasas y piñones, un toque de crema de leche y acaba espolvoreando con queso rallado.

Para preparar una deliciosa salsa bolognesa añádele directamente a la carne y el tomate medio bote de sofrito o una cucharada de cebolla en polvo si no quieres encontrar trozos de cebolla.

Si prefieres las setas, prueba la salsa de boletus con cebolla y nata.

Guarniciones, sándwiches o hamburguesas, pizzas.

Improvisa un acompañamiento en un minuto o dale un toque a bocadillos o hamburguesas con los productos especiales de Cebalovers: cualquier guiso de carne, pescado, salchichas, hamburguesas, etc, estará más bueno si lo acompañas con un poco de sofrito de cebolla sola o con curry.

La confitura de cebolla o la cebolla confitada sola o con frambuesas o tamarindo darán un toque extraordinario a un "magret",  un "confit” de pato o cualquier fiambre o carnes frías.